Conductas Destructivas, ¿Cuál es tu favorita?

Las conductas autodestructivas son actividades que implican daño o riesgo a uno mismo. Manifestaciones de conflictos emocionales o trastornos profundos los cuales se exteriorizan por medio de ingesta o actividades, que pueden ser aceptadas socialmente aunque sean nocivas para la salud.

Estas conductas las puede presentar cualquier persona, no importa la edad, sexo, religión o profesión. Todos estamos expuestos a este tipo de estimulantes que tienen múltiples causas como ansiedad, depresión, carencias afectivas, confusiones sobre la imagen personal, la historia familiar  y el ambiente en el que nos desarrollamos.

Todas  se presentan como actos plenamente inconscientes.

También podemos conocerlas como mecanismos de defensa, que a la larga tienen afecciones a nuestro cuerpo y que es parte de una gran soledad convirtiendo esta conducta en la mejor compañía.

Las conductas autodestructivas son la principal fuente de aceptación a grupos sociales y son como  las primas hermanas del auto sabotaje que se puede considerar una de las conductas autodestructivas más dañinas entre las personas.

¿Cómo puedo identificar estas conductas en mí?

Hay que reflexionar acerca de cómo conducimos nuestra vida y que tipo de hábitos formamos. El consumo de sustancias toxicas, ingesta de alcohol, tabaco. Autolesiones como golpes, quemaduras o cortaduras (cutting). Pensamientos negativos, relaciones toxicas, encuentros sexuales sin protección, compras compulsivas, entre otras. Es importante tomar en cuenta que ya sea de alto o bajo nivel pueden ser las causantes de enfermedades crónicas e incluso la muerte.

El tipo de dialogo interno que practicas es también un signo que te permitirá detectar si tienes conductas autodestructivas.

Un punto clave en  conductas destructivas son los sentimientos que surgen después de realizar este tipo de actos como son culpa, ira, decepción de sí mismo. Poca confianza y que poco a poco se convierte en una lucha de poder sin salida porque aun con todas las habilidades cognitivas y sociales todos podemos tener alguna conducta que nos puede dañar.

¿Qué puedo hacer?

  • Buscar ayuda y Aceptar que existe una situación que está rebasando la voluntad.
  • Comparte tus experiencias creando una red de apoyo, porque no estás solo y a todos nos puede pasar.
  • Crea expectativas reales sobre ti mismo.
  • Sustituye conductas u objetos por actividades que te hagan sentir tranquilo y feliz, sin remordimiento.
  • Sé paciente contigo mismo.
  • Construye tu propio concepto de vida.
  • Realiza una lista de todo lo que haces y para qué las haces, así como los beneficios que tiene para tú vida.un-psicólogo-en-todas-partes

El trabajo terapéutico es la mejor herramienta de apoyo ante este tipo de conductas autodestructivas, donde el enfoque es trabajar con la autoestima, control de impulsos, resolución de conflictos y que no exista ningún tipo de trastorno que requiera otro tipo de atención y tratamiento; todo esto como parte de un programa integral para tener una buena calidad de vida.

Si bien, cuando ya existe una conducta destructiva de este tipo y las consecuencias  se han visto reflejadas en la salud lo más importante es enfocarnos en lo que podemos hacer para renovar y enriquecernos sin culpas ni pensamientos negativos hacia uno mismo. Salir de la zona de confort  tomando acciones que nos lleven hacia un camino saludable y calidad.

Todos estos actos autodestructivos tienen una raíz psicológica y emocional que es la que tenemos que atender con amor propio, voluntad, fortaleza y la firme convicción de que todo puede mejorar.

“Quién tiene un porqué para vivir, encontrará casi siempre el cómo”

Nietzsche

Lesslie Mena
Psicóloga enfocada en desarrollar las fortalezas y habilidades desde la niñez a través de un enfoque integral.

Con la misión de brindar el apoyo y servicio particular y a organizaciones, desarrollando proyectos que conlleven a mejorar la calidad de vida.